Madrid, 3 de julio de 2017 – En 1969, en su laboratorio en Webster, N.Y., el ingeniero de Xerox Gary Starkweather fue desafiado para mejorar la velocidad de una incipiente máquina de fax. Sin embargo, su investigación le llevó a la invención de la impresión láser, que cambió para siempre la impresión digital, la forma en la que las personas y las empresas se comunican en todo el mundo.

Hace 40 años, el lanzamiento de la Xerox 9700, la primera impresora láser comercial, dio lugar a la industria de la impresión digital, que, según Smithers Pira hoy genera más de 120.000 millones de dólares en ingresos anuales. La 9700 también transformó la impresión en las oficinas con la creación de impresoras láser y dispositivos multifunción que usaban esta tecnología.

El año pasado, KeyPoint Intelligence citó a la Xerox 9700 como el producto que anunció la tercera ola de automatización industrial (impresoras informatizadas) después de las máquinas de vapor a principios de 1800 y las prensas eléctricas más tarde ese siglo.

“La Xerox 9700 ayudó a inaugurar la ola de automatización basada en computadoras en la década de 1970 que transformó oficinas, centros de datos, departamentos de copia y, en última instancia, la industria de la impresión en todo el mundo”, dijo Jeff Hayes, director de KeyPoint Intelligence. “Mucho de cómo nos comunicamos hoy se puede remontar a este producto notable.”

Como uno de los productos de más éxito en la historia de Xerox, generó más de mil millones de dólares en ingresos anuales. La 9700 fue la impresora que imprimió facturas y estados de cuenta de tarjetas de crédito, bancos y servicios públicos para miles de hogares norteamericanos. Lideró el mercado de producción de documentos que usan datos transaccionales, incluyendo pólizas de seguros e informes de inversión.

“La impresora láser es sin duda la mayor invención hecha en un centro de investigación de Xerox”, dijo Steve Hoover, director de tecnología de Xerox Corporation. “La 9700 fue el primero de una larga línea de productos icónicos que fue posible gracias a la invención de Gary Starkweather, incluyendo DocuTech y la actual familia iGen“.

La 9700 fue retirada a finales de 1997, terminando 20 años de liderazgo de mercado, sin embargo, muchas de sus capacidades siguen siendo relevantes hoy, incluyendo:

  • Impresión a velocidades de hasta 120 páginas por minuto;
  • Impresión automática a doble cara;
  • Impresión en hoja cortada;
  • Resolución estándar de 300 dpi; y
  • Capacidad de imprimir gráficos.

La 9700 también abrió el camino para la impresión de información variable personalizando cada documento en una producción. La máquina también podía ser equipada con tóner de reconocimiento de caracteres de tinta magnética (MICR) para la impresión de cheques.

En reconocimiento a esa invención, Starkweather fue incorporado al Salón Nacional de la Fama de los Inventores en 2012. Hoy en día, está jubilado y vive en Lake Mary. Mirando hacia atrás, dice que sabía que su invención tendría un impacto significativo, pero no imaginaban cuanto llegaría a influir.

“Con el auge de las nuevas tecnologías e incorporación de novedosas pantallas, nos llegamos a plantear el futuro del papel y de la impresión”, dijo Starkweather. “40 años después, las impresoras láser siguen gozando de buena salud”.

La innovación en la impresión láser continúa hoy con el reciente lanzamiento de 29 nuevas impresoras y dispositivos multifunción compatibles con Xerox ConnectKey®, que ofrecen capacidades activas, conectividad en la nube y acceso a funciones y aplicaciones que aumentan la productividad. La familia de productos incluye una variedad de tamaños, velocidades y capacidades para satisfacer las necesidades de grandes y pequeñas y medianas empresas – y en el corazón de los dispositivos ConnectKey está la tecnología láser que Xerox inventó hace 40 años.

1 Smithers Pira The Future of Digital vs Offset Printing to 2022